Respeto a mi herencia y al tenis

Lo primero es respetar el tenis.
Son muchos años en las canchas de tenis y he podido, desde mi perspectiva, ser testigo de algunos cambios generacionales y culturales.
El tenis ha cambiado, no hay ninguna duda al respecto, la pregunta es, si realmente ha evolucionado en todos los aspectos. Quiero hacer un pequeño recuento de lo que ha sido mi experiencia con respecto a este tema.
En términos de factores externos el tenis ha mejorado técnica y fisicamente, los jugadores le pegan mejor y son mejores atletas, el tenis en definitiva se juega mas rápido.
Por otro lado tenemos los factores internos. Aquí siento que ha habido una regresión. El motivo principal para estar en el tenis se ha transformado en ganar, en algunos casos es el único motivo. No digo que ganar no sea reconfortante, es por supuesto parte de la ecuación.
Los valores que inspiraron a los grandes de los 60 y 70, por diversos motivos, no han sido traspasados de una forma que permita un aprendizaje continuo. El deporte blanco donde el fair play, la pasión por el tenis y la lucha eran primordiales han sido reemplazados por un verbo: ganar.
Es aqui donde viene el tema del respeto al tenis como juego. El tenis no le da la pasada a la cumbre a nadie gratuitamente. Exige compromiso, talento, capacidad de aprendizaje, humildad y a veces a pesar de todo esto, no te deja entrar a los lugares mas altos.
Yo observo que ha habido un cambio cultural que no favorece los procesos de desarrollo y aprendizaje. Hoy en día las personas quieren que los resultados lleguen rápido. Están menos dispuestos a perder y perder también es parte de la ecuación. Es la otra cara de la misma moneda. En la mayoría de los casos los referentes son los que ganan y no los que trabajan para llegar a lugares competitivos. Ademas lo que se observa de quienes ganan son los factores externos, técnica, físico, raquetas, cuerdas, ejercicios que hacen, etc. Cuando lo realmente importante es, quienes son estos individuos mientras interactúan con el proceso. El desarrollo de una habilidad externa requiere a una persona que tenga las habilidades humanas necesarias para comprometerse en el proceso.
En mi experiencia he visto a muchos talentos llegar a ganar mucho, sin embargo, algunos de ellos no logran desarrollar todo su potencial por falta de indagación y compromiso con los procesos de cambio y aprendizaje.
Sin embargo, afortunadamente el tenis nos brinda dos objetivos. Los objetivos externos que son tus logros y resultados y los objetivos internos que son tus niveles de desarrollo mental, emocional, de conducta y tus estados, que pueden variar desde sentirte bien a sentirte mal dentro de una cancha de tenis. Quien soy, quien quiero ser y como me relaciono conmigo y con mi práctica del tenis.
Creo que la realización de los logros externos puede ser potenciada por la consecución de los logros internos. Afortunadamente los logros internos solo dependen de uno mismo, del compromiso a indagar, a aprender y mantenerse fiel y disciplinado en el camino personal.
Cada vez me encuentro con menos personas que están dispuestos a hacer del tenis un modo de vida, una practica personal, un compromiso y veo mas gente que pretende usar el tenis como vehículo de éxito externo, agendas personales y símbolos de status.
Lo que hacemos hoy como cultura va a ser el resultado del tenis en los próximos 10 o 20 años. Cada uno de nosotros como actores puede intuir a que futuro queremos contribuir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *